La costa y los Buddenbrook // The coast and the Buddenbrook








        Me gustan las playas largas, muy largas, en las que poder caminar sin tener que volver sobre mis propios pasos una y otra vez, sobre todo a primera hora de la mañana si no me costase tanto madrugar, y a última hora, cuando el sol comienza a tocar con sus últimos rayos del día el horizonte del atlántico.

        Y también me encanta llegar hasta pequeñas playas más recogidas, en las que suele haber menos ruido, centrarme en las páginas de un libro, o dejarse mecer por el sonido de las olas.

        Lugares tranquilos, en los que perfectamente te puedes imaginar a Antonie (Tony), una de las hijas de Johann Buddenbrook, con su gran pamela de paja y su sombrilla para protegerse del sol, caminando al lado del joven Schwarzkopf, durante esos días felices que pasaron en Travemunde.

        Leo muchas obras de reciente publicación, fáciles, divertidas, entretenidas... pero hay días que el talento de autores como Thomas Mann, con su delicada y detallista observación, su grandeza descriptiva hacen que los lugares en los que lo lees, adquieran y guarden en tu memoria ese tono de elegancia que tan bien retrata, de la ya decadente situación de esta familia burguesa alemana a lo largo del siglo XIX.



        I like long beaches, very long, you can walk without having to retrace my own steps again and again, especially first thing in the morning if not cost me so early, and late, when the sun begins playing with his last rays of the day the horizon of the Atlantic.
        And I also love coming picked up more small beaches, which often have less noise, focus on the pages of a book or have you lulled by the sound of the waves.
        Quiet places where you can perfectly imagine Antonie (Tony), a daughter of Johann Buddenbrooks, with its large Pamela straw and umbrella for sun protection, walking beside the young Schwarzkopf during those happy days passed in Travemünde.
        Read recently published many works, easy, fun ... but there are days that the talent of authors such as Thomas Mann, with its delicate and detailed observation, its descriptive grandeur make the places where you read it, acquire and keep in your memory that tone of elegance that portrays so well along, the situation of this decadent bourgeois German family throughout the nineteenth century.







        Ahora, recién leídas esas descripciones tan detalladas me quedo con la observación.
        Y es que a diferencia de otros lugares, cuando veo estas fotos, me doy cuenta de los colores que debo buscar entre los hilos y los lápices, para reflejar este ambiente marítimo.
        Y así tengo una paleta que abarca diferentes tonalidades de beige-marrón grisáceo, azules y bastante verde.
       Para estos libros me he quedado con estos colores.



             Now, just read these detailed descriptions as I keep watching.
        And unlike other places, when I see these pictures, I realize that I look for colors between threads and pencils, to reflect the maritime environment.
        And so I have a paddle covering different shades of beige-brown-gray, blue and pretty green.
For these books I have been with these colors.





¡Feliz verano!  ♥♥♥   

 ♥♥♥ Happy summer!





8 comentarios:

  1. Hola Sonia !! Muchas veces la lectora como tu nos hace evocar lugares tan bellos como esa playa !! También me gustan esas largas donde puedes dar grandes caminatas !!

    ResponderEliminar
  2. Que bonita manera de buscar la inspiración, la fotografía es un paso perfecto.. al final cada lugar adquiere una gama cromática, unos olores y un sonido distinto. Que hermoso ver nacer y morir el sol en el horizonte, al final del mar! Muy evocadora tu entrada y tus imágenes^^

    ResponderEliminar
  3. También me gustan las playas largas, a ser posible sin demasiada gente y pasear por ellas al atardecer es toda una delicia.
    Saludos, ya nos enseñarás más adelante la forma que van tomando tus trabajos.

    Saludos, Sonia.

    ResponderEliminar
  4. Carga las pilas Sónia, arrastrando los pies por la arena mojada y dejándote llevar por las ensoñaciones del sol en el agua.
    Besos y feliz verano.

    ResponderEliminar
  5. Que razon tienes Sonia, a mi tambien me gusta retirarme a playas tranquilitas con un buen libro, debo decir que tambien estoy en una epoca de leer libros de grandes autores, se vuelven mas grandes segun donde los leas!!
    Un besote!
    Nika

    ResponderEliminar
  6. Es un lugar preciosisimo!Felices Vacaciones!besos

    ResponderEliminar
  7. A mí también me encantan las playas a primera hora de la mañana. Muy pronto. Tan pronto que mis huellas son las únicas que hay en la arena. Mann es uno de mis autores pendientes. He tenido 'La montaña mágica' entre las manos decenas de veces y nunca me he atrevido... Quizás sea el momento.

    Besos
    Preciosas fotos

    ResponderEliminar