133.- Momentos de febrero








     El mes de febrero frío y lluvioso deja espacio a un universo de color. Sobre la celosía de la terraza florecen tímidamente algunas flores, al resguardo del viento, aprovechando cada rayo de sol que se cuela entre los edificios y llega en las horas del mediodía, como un bálsamo que hace olvidar las desapacibles tardes de invierno. 

     En continuo movimiento, los hilos se enrollan sobre las pinzas de madera mientras esperan nuevas fotografías para bordar. Y la cubertería de alpaca, recogida en una obra de derribo esperando un nuevo lugar o uso, absurdo, artístico o las dos cosas a la vez.






«Llevaba un vestido blanco con varias lazadas de color verde aceituna. Blanco e impoluto. Recién salido de un armario que olía a lavanda y rosa. Se sentó en una esquina de la mesa que aquel día compartiría con el bullicio de una familia muy numerosa. El aroma que provenía de los fogones era exquisito. De eso no había ninguna duda. Sacó un pañuelo de algodón que llevaba en la manga y con cierto disimulo limpió una pequeña mancha que decoraba su plato. Después, ocultando su gesto bajo la mesa, tomó su cubierto y comenzó a frotarlo con cierta insistencia. Cual lámpara de Aladino. No sabía que no todas las cuberterías son de plata»





8 comentarios:

  1. Que bonito!
    El color ya está aquí, aunque llueva.
    Y esos hilos, como me gustan :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Hay que llenar los espacios con colores!!!

      Eliminar
  2. Unas fotografías magnificas, unas hermosas palabras.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Que tengas una buena y creativa semana!!!!

      Eliminar
  3. Siempre es un placer visitarte!!besos

    ResponderEliminar