Helechos y Alice Munro .. Ferns and Alice Munro




        Enumerar todos los pros y los contras de vivir en una ciudad, o en una casa de un pequeño pueblo, sería largo y dificultoso, de dudosa certeza y sin ninguna teoría con suficiente verosimilitud para poder decantarse al cien por cien.

        Creo que podría acostumbrarme a levantarme todas las mañanas en una antigua casa de piedra, con suelos hidráulicos de diferentes motivos y colores, techos altos y rosetones para enmarcar las lámparas. Una cocina luminosa con horno de leña y un banco de madera bordeando una gran mesa al lado del ventanal. Y desde allí, poder contemplar una pequeña parte del extenso jardín y huerto que adornarían la edificación desde el exterior.

         A falta de un terreno, ni grande ni pequeño, aprovecho la terraza, los paseos al aire libre y las visitas al mercado para traer a mis mesas flores y plantas, ramas y hojas, trozos de naturaleza con los que llenar los jarrones o crear pequeños espacios decorativos efímeros sobre mi mesa.

        Ayer corté unas pocas ramas de un gran helecho que invade el camino a la orilla del río, con su frondosidad y rápido crecimiento. He estado mirando, pero hay muchos tipos de helecho y no sabría como clasificar éste.




     
       
        Una libreta, los hilos que utilizo para bordar las fotografías, y un libro de Alice Munro. Desde hace meses he leído gran parte de su obra y cuánto más lo hago más me gusta. Cierta y afortunadamente nada parecido al pequeño párrafo que la propia autora narra dentro del relato titulado Ficción:
...«Cómo hemos de vivir es una colección de relatos, no una novela. Eso ya supone una decepción. Parece mermar la autoridad del libro, da la impresión de que la autora se queda a las puertas de la literatura en lugar de encontrarse acomodada dentro.»










        List all the pros and cons of living in a city, or a house in a small town, it would be long and difficult, doubtful certainty and without any theory with sufficient plausibility to opt hundred percent.

        I think I could get used to getting up every morning in an old stone house, with hydraulic soils of different patterns and colors, high ceilings and rosettes framing the lamps. A bright kitchen with wood oven and a wooden bench along a large table next to the window. And from there, to behold a small part of the large garden and orchard that adorn the building from the outside.

        A lack of land, large or small, I take the roof terrace, outdoor walks and visits to the market to bring my table flowers and plants, branches and leaves, bits of nature to fill vases or create small ephemeral decorative spaces on my desk. 

         Yesterday I cut a few branches of a large fern that invades the road near the river, with her lush, rapid growth. I've been looking, but there are many types of fern and would not know how to classify it.

          A book, the threads I use to embroider photographs and a book by Alice Munro. For months I have read much of his work and how much more I do the more I like. True and fortunately nothing like the small paragraph that the author herself narrates in the story titled Fiction:
... "How we live is a collection of stories, not a novel. That is already a disappointment. Looks undermine the authority of the book gives the impression that the author is at the gates of literature instead of being accommodated within. "

♥♥♥

23 comentarios:

  1. Hola Sonia ! Yo adoraría vivir en una casa de un pueblo alejada del bullicio y el ajetreo de las grandes ciudades , pero es un tema difícil ya que en las grandes ciudades está todo para el desarrollo de los niños ,,bueno y dejando de filosofar le je linda las fotos de ese helecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica! Estoy totalmente de acuerdo y es que los niños pequeños aunque disfrutarían de muchas cosas en un pueblo, es verdad, que es más complicado para el día a día. Tendremos que esperara que crezcan!!! Gracias ♥♥♥

      Eliminar
  2. Bonitos helechos! Alice Munro me gusta muchísimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángeles! Si que es verdad que son muy bonitos pero el trayecto de media hora desde el lugar donde los cogí hasta llegar a casa fue suficiente para que se quedasen mustios. Será mejor disfrutarlos en plena naturaleza.
      De Alice Munro no había leído nada hasta que le dieron el premio nobel, ahí empecé y ya me he leído gran parte de su obra. Me encanta!!! Gracias por tus comentarios ♥♥♥

      Eliminar
  3. Precioso hogar el que has definido y soñado!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Normalmente es más fácil definir y soñar con un lugar idílico que disponer de él en la realidad, así que también es una forma de disfrutar de él!!! Gracias por tus comentarios ♥♥♥

      Eliminar
  4. Afortanadamente cuando visito la casa de mis padres en Cantabria es así, con paredes de piedra de 1metro, suelo hidráulico, madera de roble, sin ruidos,.. Está bien un tiempo, pero en 15 días ya me agobio jejeje.

    Preciosas fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! No se si eres Cristina o Leticia, pero sea como sea, gracias por vuestros comentarios.
      La casa de tus padres creo que es tal cual la imaginaba en mi post, y lo tuyo es una gran suerte pues todos los pros y los contras quedan fuera de lugar al poder disponer de ella de vez en cuando, según las necesidades y apetencias... Disfrútala!!! Gracias. ♥♥♥

      Eliminar
  5. Nosotros tenemos una casita en medio del Delta del Ebro, y pasar un día vale pero necesito volver a mi casa por la noche, con luz y agua corriente, y internet... ja ja, ¿qué le vamos a hacer?
    Besos y feliz día guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Herminia! Una zona estupenda, y como decía en el comentario anterior es una ventaja disponer de una casa así solo para cuando unos días o cuando apetezca, así los contras quedan fuera de lugar y se disfruta mucho más!!!! Gracias por tus comentarios. ♥♥♥

      Eliminar
  6. Hermosas tus fotos!!!!! A mí me encantaría una casa de campo, para los fines de semana :)

    Te descubrí en instagram gracias a la foto que pusiste de nuestra Little*Haus... muchas gracias! Espero que no te importe que las haya puesto en mi blog para anunciar la nueva edición ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío! Me alegro de que te gusten mis fotos y también de que las hayas puesto, yo encantada. Yo seguro que seguiré sacando fotos a mis lecturas digitales para mi instagram, y es que me encanta vuestra revista, siempre con detalles muy interesantes y con mucho gusto y buena selección para las fotos y reportajes. Gracias!!! ♥♥♥

      Eliminar
  7. Qué gran combinación... me gustan ambos.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cecilia! La combinación ha sido del todo fortuita, pero no ha quedado mal, sobre todo porque tanto los helechos como la obra de Alice Munro están llenos de belleza y elegancia!!! Gracias por tus comentarios ♥♥♥

      Eliminar
  8. La casa de mis padres, en la que todavía vivo, es un rincón precioso, con jardín y muchas flores en este tiempo. El huerto nos ofrece cada temporada verdura fresca y, la verdad, me da penilla pensar en el momento en que la abandonaré definitivamente. Aunque yo creo que nunca se abandona del todo un lugar en el que estan emmarcados tantos recuerdos bonitos. Un besico Sonia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tati! Supongo que no se abandona nunca, al menos, tantos recuerdos siempre quedan en la mente allá donde estés.
      Lo de la casa está bien pero si además tienes un jardín y un huerto, entonces ya está el conjunto completo y en esta época del año, mejor todavía!!!!
      Gracias por tus comentarios ♥♥♥

      Eliminar
  9. Yo vivo en una casa apartada de la ciudad y la verdad que se gana en calidad de vida yo he vivido en las dos opciones y no lo cambio ya por nada!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Seguro que sí y es que si vivir en la ciudad tiene su cosa, disfrutar del aire libre y sobre todo en esta época del año, es todo un lujo!!!
      Gracias por tus comentarios ♥♥♥

      Eliminar
  10. Yo era una ''urbanita'' pero la verdad es que me gusta mucho el campo y los pueblos, aunque para vivir soy más de ciudad, no creo que pudiese vivir en un pueblo mucho tiempo
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victoria!!! Me está gustando mucho contestar a vuestros comentarios y es que no hago más que confirmar la dualidad de la que hablaba al principio, ya que cada persona tiene sus gustos y preferencias a la hora de elegir campo o ciudad. Todas las opciones son buenas o a veces depende de las circunstancias del momento. Lo ideal seguro que es disfrutar de ambas!!! Gracias por tu comentario ♥♥♥

      Eliminar
  11. Precioso post, texto y fotografías!
    Quienes vivimos la vorágine de la ciudad siempre añoraremos la vida rural y viceversa: yo nací y me crié en un pueblo, vivo en la ciudad desde que me vine a la universidad y tengo sentimientos encontrados...
    ^-^

    ResponderEliminar
  12. Vivo en un apartamento en la playa. Me gusta. Sobre todo en invierno. Pero sueño con una casa vieja, cálida, que cruja y en la que encender la chimenea en invierno. Me gustan tus ramas de helecho, sean de la especie que sean. Y tu libreta. Y el cordel.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dorothy!!! Me alegro de ver tu comentario, primero porque llevas mucho tiempo sin publicar nada en tu blog echo de menos tus recomendaciones, me alegro de leer tus palabras aunque solo sea por aquí. Escoger entre piso o casa no me sería tan difícil si tuviese la suerte de que fuese al lado del mar. Yo que vivo en una ciudad de interior adoro pasear por la playa, en verano está muy bien, pero cuando me puedo acercar en invierno todavía es mejor, así que vivir al lado todo el año es toda una suerte.
      La libreta, el helecho, el cordel... están bien pero ese día había una luz muy buena y las fotografías la captaron de modo que todavía los hicieron lucir más.
      Gracias por tu comentario. Seguiré pendiente de tus publicaciones. ♥♥♥

      Eliminar